Nacimos con la pasión de ayudar a nuestros alumnos a adquirir el inglés como una segunda lengua de manera sencilla, divertida y efectiva.

Creemos firmemente que el aprendizaje del inglés no tiene que ser aburrido, repetitivo o exhaustivo. Por eso, desde hace más de 30 años trabajamos por hacer de cada clase, una divertida y efectiva experiencia de aprendizaje. Entendemos la relevancia del inglés para nuestros alumnos, y creemos que apoyarlos en el logro de sus objetivos personales y profesionales es trascendental.

 

Ya sea para hacer negocios, comunicarse en cualquier parte del mundo, hablar en público, poder hacer compras por internet, trabajar y estudiar en el extranjero, o cualquiera que sea el motivo, trabajamos por responder a estas necesidades en cada sesión.

La compresión profunda, no solamente de cómo el cerebro funciona para aprender, sino de la realidad de nuestros alumnos y sus necesidades es la razón por la que existimos.


Capacitamos a nuestro equipo en la comprensión del cerebro humano, para que puedan ayudar a nuestros alumnos a adquirir el idioma a través de dinámicas y herramientas innovadoras que jamás pensaste utilizar en una clase de inglés.

No creemos en la gramática como único vehículo para el aprendizaje del idioma, porque a veces es la razón por la cual el proceso es frustrante. Por eso en nuestras clases, la gramática es secundaria.

La compresión profunda, no solamente de cómo el cerebro funciona para aprender, sino de la realidad de nuestros alumnos y sus necesidades es la razón por la que existimos.

 
 

Nuestro modelo funciona:
Más de 30 años de experiencia
y cientos de estudiantes lo demuestran.